Pax Avant 2013

El Sábado 6 de Julio, el día del chupinazo de San Fermin, 4 valientes nos dispusimos a correr la Pax Avant, 1ª edición de la que dicen que es la prueba mas dura de Europa dentro del
. Aquí va la crónica de este día.

La Pax Avant es una marcha cicloturista que nace este año con dos Recorridos. Pax Avant de 191 km y 5.316 mts de desnivel y El Tributo, de 126 km y 3.335 mts de desnivel.

Sama, Edu y yo habíamos quedado a las 5:30 para salir de Viana. En el cruce hacia Isaba de la carretera de Jaca, recogimos a Diego. Llegamos a Isaba con el tiempo un poco justo. Recogida de dorsales rápida y a prepararse. Cada uno a su ritmo fuimos estando listos, y a las 7:55 nos despedimos de Diego y fuimos a la salida. Diego iba a hacer la corta, ya que después tenia otra gran etapa, San Fermin!!!

Salimos los ultimos, como de costumbre, pero esta vez no importaba, el objetivo era claro, disfrutar del paisaje y de la bici y tratar de acabar la marcha, ya que era algo a lo que ninguno de los 3 nos habíamos enfrentado nunca.

Empezamos a subir el puerto de Laza y a pasar algunos corredores. Subiendo Larrau por su parte blanda, Edu se encontró con un colega del colegio y estuvo un rato hablando con él y poniendo un ritmo majo. Sama y yo hablábamos con el otro chaval, que era una base de datos de ciclismo (Los calcetines altos de Amstrong, el compact de Hamilton, las escusas de dopajes,…). Cuando estábamos a 4 kilómetros de coronar el puerto, Edu pincho la rueda delantera y nos despedimos de los dos acompañantes. Aqui empezó la odisea de Edu, que se desespero un poco. Primero puso una cámara con válvula corta, la cual no podía hinchar. Le di la mía y cuando salimos, tenia la trasera pinchada… Esperamos al coche de la asistencia y cuando llego, ya nos habían pasado incluso los primeros de la segunda prueba, que salia media hora después. Los mecánicos le dejaron a Edu una rueda y salimos.

En la cima de Larrau, ya habíamos pasado a alguno de la prueba, pero no al coche escoba, al que pasamos en la bajada. Íbamos gozando bajando las rampas que nos habían echo sufrir en otras ocasiones hasta que Edu volvio a pinchar la rueda delantera. Esperamos otra vez al coche y le cambiaron la otra rueda tras unas negociaciones con los mecánicos.

Ya con todos los problemas mecánicos solucionados y sin apenas 3 o 4 kilómetros de llano, empezamos a subir Bagargi, supuestamente el puerto mas duro (por desniveles) de la jornada. El ritmo de subida fue suave, ya que había que guardar. Cuando empezaron los kilómetros al 11%, 12% e incluso a 13%, cada uno puso su ritmo. No serían ni las 10 de la mañana y el sol calentaba de lo lindo. Era el primer día de todo el año que llevaba las piernas y los brazos goteando. El primero en coronar fue Edu, luego yo y poco después Sama.

El avituallamiento nos lo tomamos con mucha calma y antes de ponernos en marcha de nuevo, Sama paso por el mecánico para re-colocar el tubular. Tras una bajada muy larga, con carretera en mal estado y varias trampas en forma de repechos, llegamos por fin a un tramo de llano, en el que nos juntamos con un grupo de corredores. Así llegamos el segundo avituallamiento, antes de empezar Isarbe. Comimos, rellenamos bidones y a continuar. El total del puerto eran unos 27 km. Los primeros muy suaves, entorno al 1% – 5%, pero a partir del km 12 empezaba la odisea, rampas interminables al 9, 10 y 11%, ni una nube, 38 o 39 grados de calor… Edu y yo íbamos con otros 3 ciclistas cuando le dije a Edu que paraba, iba a 187 pulsaciones y un calor infernal, así que paramos bajo una sombra, donde había otro ciclista descansando, pronto se unieron alguno más incluido Sama. Tras el descanso continuamos por una zona un poco mas cómoda, con alguna bajada incluso, pero pronto llegaron otra vez las rampas. A falta de 5 km había un avituallamiento liquido, donde me esperaba Edu. La carretera se dividía en dos, una para seguir la marcha y otra por donde ibas directo a Isaba, sin pasar por Lapierre de St Martin. Le comenté a Edu que por mi, nos íbamos para Isaba, que el calor era insufrible. El quería continuar, así que dejamos decidiera el sensei Sama. Cuando llego, y tras unos minutos de deliberaciones, decidió que continuábamos. Vi como mucha gente tomaba la opción fácil, pero si Edu y Sama la terminaban, yo no iba a ser menos. Los últimos 5 kms del puerto fueron algo mas suaves y empezaron a aparecer nubes, algo que se agradeció. En la cima, el merecido premio, un plato de macarrones con tomate y chorizo, a 1600 metros de altitud y con unas vistas increíbles.



La bajada, de nuevo larga y sinuosa, pero con mejor piso. Tanto rato bajando, te dejaba los brazos cargadísimos, dolía hasta frenar. Un pequeño tramo de llano y llegamos al pueblo de Arette, donde cargamos los bidones y seguimos. Acto seguido venia el puerto de Lie, una broma de mal gusto con 4km, dos de ellos a mas del 9% y una rampa inicial de unos 14%. Tras una corta bajada, comenzaba la subida a Lapierre de St Martin, que se componía de 15 km del Col de Labays, mas 8 km de la subida a la estación de esquí. Decían que comenzaba suave, decían que los últimos tres km eran tendidos,… pero no, una agonía en casi todos los km. Era un puerto que tan pronto ibas al 12% como al 3%. Como en las anteriores subidas, cada uno fue a su ritmo, cada uno con su locura en la cabeza. Para mi las sensaciones fueron mejores que en Isarbe, imagino que por el calor, ya que en esta ultima subida, el sol casi no apareció. En el km 15, había un avituallamiento en el que me esperaba Edu. Los dos sentados en el suelo, sin casi poder hablar, esperamos a Sama, que cargo los bidones y salio como un rayo con su frase “Voy tirando y ya me pillareis”, asi que con calma salimos tras el sensei a afrontar los últimos 8 km de agonía. Ya en la estación de esquí, tomamos el cruce hacia “Espagna” y afrontamos los dos últimos km de autentico sufrimiento, todavía quedaba nieve por las cunetas de las curvas que nos llevaban a coronar el Lapierre de St Martin, a 1800 mts de altura.

Los últimos 30 km fueron de bajada y llano, cómodos y disfrutando por fin de la hazaña realizada.

Algunos datos de la prueba:

  • Fueron 191 km con 5.316 mts de altitud acumulada.
  • De los 191 km, solamente 24 eran llanos.
  • El tiempo rodando en bici fue de 9:15 horas, y el total, contando averías y avituallamientos de 10:50.
  • La velocidad media de 21 km/h, comparado con los 29 que me salieron en la QH, deja claro cual es mas dura.
  • La inclinación máxima que me marco el cuenta fue de 15% y la temperatura maxima de 43º.

Sobre la organización, pues para ser la primera edición, muy bien. No faltó de nada. El único detalle, que cuando pincho Edu, nos paso el coche escoba con la ambulancia, cosa que no debiera haber pasado, ya que se tenían que quedar con los últimos, osea nosotros.

Y como despedida, se suele decir que el año que viene volveremos, pero a mi no me ven el pelo. Esta prueba es demasiado dura, y con haberla echo una vez, me es suficiente.

Fran!!

 

 

Publicar en Facebook

About The Author

Fran

Other posts byFran

Author his web site

08

07 2013

1 Comments Add Yours ↓

The upper is the most recent comment

  1. FREEMAN #
    1

    Emocionado me dejas…sois los mas grandes de la Paña AIKE, hasta que alguien sea capaz de igualar o superar la proeza….



Your Comment

You must be logged into post a comment.